TASTING THE BEST QUICHE IN HANNOVER

My French friend

My French friend

 

When I arrived to Hannover I wouldn’t imagine the first person I will meet would be a French one.

Juvenal was the first boy who decided to give me a warm welcome in my new house for the next six months. 

Currently, I live in a student hall of Studentwerk called Bischofsholer Damm 85. It is a cozy and calm residence, but when I arrived here it seemed to be too calm, it was almost empty and, after spending one whole day alone, Juvenal arrived and presented himself as the most kind boy could ever been.

He is from France, Montpellier and he is 25 years old. He decided to move here three years ago because he wanted to take part in an interesting investigation about microbiology. He hadn’t got any knowledge about German but right now he is able to speak it fluently, so he is one of my German teacher during my stay.

He is open-minded and is always willing to make funny plans such as international dinners in our student hall or hanging out with our bicycles and exploring new nature places. 

The international dinner is one of the best plans you could ever do because is the easiest way to learn about different cultures, traditions, places to visit in their countries, as well as, tasting typical food, that I think is quite interesting because it changes a lot depending on the country, like quiche made by Juvenal… my cool and friendly neighbor.  


Cuando llegué a Hannover no me hubiera imaginado que la primera persona que conocería iba a ser un francés. 

Juvenal fue el primer chico que decidió darme una calurosa bienvenida en mi nueva casa por los siguientes seis meses.

Actualmente, vivo en una residencia de Studentwerk llamada Bischofsholer Damm 85. Es una acogedora y calmada residencia, pero cuando llegué aquí parecía demasiado calmada, estaba casi vacía y después de pasar un día entero sola, Juvenal llegó y se presentó siendo lo más majo posible que podría haber sido.

Es de Francia, Montpellier y tiene 25 años. Decidió mudarse aquí hace tres años porque quería participar en una investigación interesante sobre microbiología. Él no tenía ningún conocimiento sobre alemán, pero ahora es capaz de hablar fluido, por lo que es uno de mis profesores de alemán durante mi estancia.

Él es de mentalidad abierta y siempre está dispuesto a hacer planes divertidos como cenas internacionales en nuestra residencia o salir con las bicicletas y explorar nuevos lugares de naturaleza. 

La cena internacional es una de las mejores opciones que podrías hacer porque es la forma más fácil para aprender diferentes culturas, tradiciones, lugares que visitar en sus países, así como, probar comida típica, que pienso que es interesante porque cambia completamente dependiendo del país, como la quiche hecha por Juvenal…mi genial y amigable vecino. 

Nerea Sánchez | Universidad Rey Juan Carlos | Communication | Spain